jueves, 13 de octubre de 2016

Tu Rincón #7 - Katarzyna Hajost-Żak - «Vuelo con destino a Comunicación»

¡Hola a Todos!

Mi nombre resulta a muchos hispanohablantes impronunciable y por eso me llaman Kat. Soy licenciada en Filología Hispánica y profesora de ELE desde hace una década. Cursé el Máster en Traducción e Interpretación en la Universidad Jaguelónica en Cracovia y dediqué varios años a casi todos los tipos de traducción. El mundo de las lenguas extranjeras siempre ha sido mi hábitat, donde me siento viva y realizada. El Máster en Estudios Hispánicos Avanzados en la Universidad de Valencia me enseñó a no temer salirme del molde.

Actualmente vivo en Varsovia y trabajo como profesora de ELE en una universidad especializada  en Economía y Negocios con estudiantes de todo el mundo, lo que supone un reto de creatividad y me obliga a buscar un lenguaje universal de enseñanza. El resultado de esta búsqueda lo encarna el manual Español de otro planeta creado junto con mi mejor amiga  y profesora de ELE con muchas tablas.

Apuesto por lo absurdo y poco convencional, convencida de que la estética del esperpento ayuda en el aprendizaje de lenguas extranjeras.

Gracias a Ricardo por haberme abierto las puertas de este blog. Encantada de compartir mi experiencia con vosotros. Cualquier aportación es bienvenida con mente abierta.

Un saludo.

Katarzyna Hajost-Żak: k.hajost.zak@gmail.com 







ENTRADAS RELACIONADAS
:
Tu Rincón #6 - Federico Escudero - «Cambio de pilas»
Tu Rincón #5 - Carlos González - Un examen muy deportivo (concurso #gamideasELE)
Tu Rincón #4 - Manuela Mena - Apocalipsis Zombi (concurso #gamideasELE)

martes, 20 de septiembre de 2016

Tecnología para profesores Erasmus+



Reconozco que llevo mucho tiempo ausente de todo lo que tiene que ver con la formación del profesorado. Hace prácticamente dos años que no asisto a ningún encuentro porque me dejaron de parecer interesantes y empezaba a aburrirme ya que tenía la sensación de estar escuchando siempre a la misma gente hablando de las mismas cosas. Por esa misma razón llevo el mismo tiempo sin impartir cursos o talleres para profesores. He rechazado sistemáticamente todas las propuestas que me llegaban en este sentido porque no me parecía ético ni justo para los compañeros que iba a tener delante hacer algo que ni me motiva ni me apetece hacer.


En todo este tiempo, a parte de a trabajar (obviamente), me he dedicado a participar como alumno en contados cursos relacionados con la docencia (aspectos o ámbitos muy específicos que me interesan especialmente) y, sobre todo, en infinidad de cursos que no tienen absolutamente nada que ver con la enseñanza ni con el mundo de ELE, porque es lo que siento que necesito hacer en estos momentos.


A principios del verano, sin embargo, las compañeras de Educación Digital, con quienes llevo muchos años colaborando en diferentes proyectos, me propusieron impartir una serie de talleres organizados por Tribeka para un grupo de profesores italianos de Erasmus+; y aquí sí que sentí que esto era para mí, sí que se me removió algo por dentro que me animó a aceptar la propuesta.


Se trataba de impartir un total de cuatro talleres sobre (nuevas) tecnologías y un taller sobre en qué consiste y cómo funciona un espacio de coworking, en este caso, The Translation Factory, donde Eduación Digital tiene su sede y del que formo parte desde que abriera sus puertas en febrero de 2013.


La propuesta me enamoró desde el primer momento por dos razones que hacían de ella algo que no tenía nada que ver con todo lo que he había hecho hasta entonces y que a su vez me suponían un reto que me motivaba y al que me apetecía enfrentarme:


  • Tenía que impartir los talleres en italiano que, como muchos sabéis, es mi lengua de especialidad; lengua en la que por desgracia trabajo mucho menos de lo que me gustaría.


  • Los compañeros que iban a recibir esta formación no son profesores de ELE, algunos ni siquiera son profesores de idiomas. Había profesores de materias muy diversas: Inglés, Matemáticas, Historia, Nutrición, Religión, etc. Esto me obligaba a modificar muchos planteamientos que había seguido en talleres similares y a adaptar los contenidos para que fueran significativos para todos ellos.


Además, iba a tener la oportunidad de hablar también sobre la filosofía coworking, un espacio sin el que me costaría entender hoy en día mi vida profesional y en el que han surgido o se han desarrollado la mayor parte de los proyectos en los que he trabajado en los últimos tres años o en los que trabajo actualmente, y me apetecía mucho poder compartir todas estas experiencias con otros compañeros de profesión.


Lo primero que hice fue proponer a todos los profesores que iban a participar en los talleres  que completasen un cuestionario en línea que creé para ellos y que me permitiera elaborar los contenidos del programa en base a sus conocimientos tecnológicos y sus expectativas con respecto al curso.


Ya en Málaga, comenzamos los talleres con una introducción sobre el papel que desempeña actualmente la tecnología en nuestras vidas, reflexionando sobre el uso que hacemos de ella en nuestra vida cotidiana y dentro del aula o fuera de ella pero con fines didácticos. ¿Es realmente necesaria? ¿Qué nos aporta de valor para justificar su uso en el aula? Para mí, y después de muchos años experimentando con la tecnología en mis clases, no tiene sentido forzar su uso en el aula si no somos usuarios activos de esa tecnología en nuestro día a día. Y como ya señaló Tíscar Lara en su momento, tampoco conviene usar la tecnología en el aula si con ella no vamos a hacer algo que no podríamos hacer de ninguna otra forma; si vamos a hacer exactamente lo mismo que podríamos hacer sin ella, ¿tiene sentido usarla? ¿Está justificado su uso? ¿Qué podemos hacer con ella? Sobre este tema os recomiendo la lectura de este post de María Méndez Santos, en el que me basé para crear esta imagen sobre algunos de los usos de la tecnología en el aula.




El uso de aplicaciones móviles en el aula


Este debate nos llevó directamente al uso de las aplicaciones móviles, el primer taller programado para este curso. En él analizamos, de nuevo, el uso que hacemos de estas aplicaciones, el peliagudo tema del uso del móvil en los centros educativos y cómo ha evolucionado el uso que hacemos de dispositivos móviles con fines educativos, para terminar conociendo y probando algunas aplicaciones educativas, otras para crear contenidos y buscando usos didácticos para otras apps que no tienen esa finalidad.



El uso de Facebook con fines didácticos


En el segundo taller, dedicado a los usos didácticos de Facebook, comenzamos debatiendo acerca de las características que hacen de Facebook una buena y posible plataforma para trabajar con nuestros estudiantes. Incidimos especialmente en el tema de la privacidad y analizamos todas las configuraciones para establecer el nivel de privacidad en nuestro perfil que más nos interese antes de lanzarnos a trabajar en Facebook con nuestros alumnos. Una vez hecho esto, vimos cómo crear y configurar un grupo en Facebook y cómo podemos usarlo como herramienta para nuestras clases. Además, creamos nuestro propio grupo que usamos durante el curso y que seguimos usando para poner en práctica todo lo que hemos visto y para que puedan probar y experimentar antes de decidir si quieren usar esta herramienta o no con sus estudiantes. Por último, y ya que algunos de ellos ejercían también labores administrativas en su centro, vimos cómo crear, configurar y usar una página de Facebook para el centro escolar.



Cómo usar las redes sociales en el aula

En este taller debatimos acerca del papel que desempeñan actualmente las redes sociales en nuestra vida tanto personal como profesional y qué ventajas y desventajas pueden ofrecernos en caso de utilizarlas como herramientas didácticas. Asimismo, repasamos algunas de las redes sociales educativas más conocidas/usadas y trabajamos en la adaptación didáctica de otras redes sociales no educativas, como Instagram, Twitter o Pinterest, para elaborar un banco de posibilidades de usos didácticos en función de las asignaturas que impartían cada uno de los participantes en el taller.



Cómo usar un blog educativo

El último taller programado sobre tecnologías estaba dedicado al blog. En él hicimos un recorrido por la historia del blog y su evolución como herramienta didáctica; analizamos sus características y sus usos didácticos; vimos cómo crear y configurar un blog y les presenté una alternativa que podría cumplir sus expectativas teniendo en cuenta el uso que querían darle a esta herramienta, la wiki.



La vida en un espacio de coworking

Este taller lo hicimos en la sede de The Translation Factory, para que tuvieran la posibilidad de conocer el espacio de primera mano. Aquí vimos en qué consiste un espacio de coworking; cuál es su filosofía; qué características definen a quienes trabajamos en estos espacios; cómo nació nuestro espacio, cómo funciona y quiénes lo integran; qué nos puede aportar un espacio de coworking como docentes y qué podemos aportar nosotros; y en qué medida puede ser interesante para futuros profesionales que vienen de la Formación Profesional (que es el perfil de los estudiantes de los profesores que asistieron al taller).



Fueron unos días muy intensos pero estoy muy contento con el resultado y con la implicación de los profesores que participaron en los talleres. Y, por supuesto, gracias a Educación Digital y a Tribeka por confiar en mí para impartir estos talleres.

Asistentes a los talleres



ENTRADAS RELACIONADAS:

miércoles, 6 de julio de 2016

Quinto aniversario - #ELEplaylist


Hacer un balance de cinco años de intenso trabajo en esta plataforma es una ardua tarea. Siempre que hablo sobre este espacio comienzo diciendo lo mismo, pero para mí es muy significativa la evolución del blog desde su creación hasta la actualidad e, inevitablemente, mi propia evolución profesional.

El blog nació como una tarea de clase en un curso online de nuevas tecnologías para profesores. Me gustó tanto la idea de compartir mis reflexiones y mi trabajo en el aula con otros compañeros que no quise que el blog se quedara ahí y continué escribiendo y compartiendo. El resto de la historia ya la conocéis, porque la habéis escrito vosotros, haciendo crecer este espacio con vuestras visitas, vuestros comentarios y vuestras recomendaciones.

diseño de la bolsa conmemorativa
Este año no quiero hablar de estadísticas, ni de visitantes ni seguidores. Solo quiero daros las gracias por estar ahí y reconocer el trabajo que hay detrás de este blog. Quienes tenéis un blog sabéis lo difícil que es ser constantes con  su mantenimiento, pues publicar aquí no deja de ser un «pasatiempo», algo que hago en mi tiempo libre pero que al mismo tiempo repercute en mi visibilidad profesional. Muchos de los proyectos en los que trabajo y en los que he trabajado han sido gracias a este blog, con él he evolucionado como docente y he aprendido a valorarme como profesional.

En los últimos años he bajado el ritmo de publicación, no porque no tenga cosas que contar o compartir, sino porque como parte de esa evolución profesional he necesitado alejarme del mundo de ELE fuera del horario laboral, participar en otro tipo de proyectos, implicarme en la asociación cultural en la que colaboro y, en definitiva, buscar la inspiración para mi trabajo en otros terrenos. Porque estoy convencido de que para ser bueno en tu trabajo no puedes encerrarte en él, sino que tienes que empaparte de lo que te rodea para después aplicar esas experiencias a tu vida profesional.

Para celebrar estos cinco años os propuse crear una lista de reproducción colaborativa con canciones de estos años y sugerencias didácticas para llevarlas al aula. Aunque en principio pedí que las canciones no tuvieran más de cinco años, he aceptado las propuestas que no cumplían con este requisito porque indudablemente valoro que os hayáis implicado en esta iniciativa y no quiero excluir a nadie.

Entre todos los que habéis participado he sorteado aleatoriamente una bolsa diseñada por Srta. Red. El ganador es Valentino Valitutti. ¡Enhorabuena! 

En el siguiente documento encontraréis el enlace a la lista de reproducción en Spotify y en Youtube y las sugerencias de explotación didáctica para las canciones. Justo debajo tenéis también los vídeos. Espero que la disfrutéis y que estas ideas os inspiren para llevar estas canciones a vuestras clases.







Gracias a todos por estos cinco años. ¡Espero que podamos celebrar muchos más!


jueves, 23 de junio de 2016

¿Cuál es tu canción preferida para el aula de ELE?

Hace casi cinco años que publiqué la primera entrada en este blog. Creo que cinco años bien merecen una celebración y para animar la fiesta me encantaría que me ayudaseis a elegir la banda sonora.

Os propongo que elaboremos de forma conjunta una lista de reproducción con nuestras canciones preferidas para la clase de ELE y cómo las llevaríamos al aula: para trabajar algún contenido gramatical, léxico, cultural, etc. El único requisito es que sean canciones de los últimos cinco años.

Para hacer vuestra propuesta solo tenéis que completar el siguiente formulario hasta el domingo 3 de julio: Mi canción preferida para el aula de ELE.


El 6 de julio estará disponible en Spotify y en Youtube la #ELEplaylist con todas las sugerencias recogidas y publicaré en el blog un documento con las propuestas para llevar al aula cada canción.

Entre todos los que colaboréis proponiendo alguna canción se sorteará una bolsa «tote bag» que Srta. Red y yo estamos diseñando para la ocasión.

¡Que suene la música! ENTRADAS RELACIONADAS:

miércoles, 8 de junio de 2016

Español con Fines Diplomáticos


Durante los últimos dos meses he dedicado una buena parte de mi tiempo libre al curso online de la Fundación Comillas Formación inicial para profesores de Español con Fines Específicos. Hacía mucho tiempo que me apetecía adentrarme en el mundo de la enseñanza de EFE, ya que en los últimos años he tenido que impartir algún curso de estas características y tengo sobre la mesa algún que otro proyecto relacionado. No quería demorarlo por más tiempo y cuando me llegó la información sobre este curso no dudé en inscribirme.

No os dejéis engañar por el nombre, a pesar de ser un curso de formación inicial ha sido muy intenso, estresante en algunos momentos, y ha dado para mucho. El curso se compone de tres módulos: Español con Fines Diplomáticos, Español de los Negocios y Español de la Salud.

En cada módulo hemos reflexionado sobre ese ámbito, analizando las características y necesidades que suelen tener los estudiantes que realizan este tipo de cursos y prestando especial atención a la programación necesaria para impartirlos. Hemos analizado los materiales existentes -cuando los había- para adaptarlos a las necesidades de nuestros estudiantes. Hemos creado nuestros propios bancos de actividades, hemos aprendido muchísimo de los compañeros y hemos finalizado cada módulo elaborando una unidad didáctica y autoevaluándonos con una actividad de reflexión.

Precisamente una de esas unidades didácticas es lo que quiero compartir con vosotros en esta entrada, concretamente la que creé para el primer módulo del curso, el correspondiente a la enseñanza de Español con Fines Diplomáticos.


Este ha sido el módulo que más me ha gustado del curso. Posiblemente, a muchos de vosotros, cuando pensáis en la diplomacia os inundan una serie de ideas preconcebidas sobre un mundo perteneciente a una élite alejada de nuestra realidad. Ese era, de hecho, el gran prejuicio con el que me enfrentaba a este módulo y que no solo he desterrado por completo, sino que ahora veo el ámbito de la diplomacia desde otra perspectiva y como un apasionante reto a nivel profesional, sobre todo porque para estos cursos no existe apenas material de apoyo y somos nosotros quienes debemos crearlo todo desde cero en base a las necesidades concretas de cada estudiante o grupo. Es un trabajo agotador, pero muy enriquecedor.


La unidad que diseñé está pensada para una situación muy concreta, que yo mismo elegí. Para que las actividades pudieran ser aprovechadas y adaptadas a otros cursos menos específicos o con otras características, decidí centrarme en el ámbito de la economía, que permite cierta transversalidad. Como podéis ver, se sigue el enfoque por tareas, planteando una serie de actividades que permitan a los estudiantes desarrollar la tarea final.


Sé que esta unidad, tal y como está planteada, difícilmente tendréis ocasión de llevarla al aula, pero espero que alguna de las actividades que he diseñado sí que podáis adaptarla para vuestras clases o, al menos que os puedan servir de inspiración para crear otras más acordes a las necesidades de vuestros cursos.





ENTRADAS RELACIONADAS:

viernes, 18 de marzo de 2016

¿Según convenio? No, gracias



Me preocupa mucho el grado de conformismo al que ha llegado la sociedad española con respecto a su situación laboral. En España muchos se quejan, pero pocos actúan.

Los acontecimientos que hemos vivido en Málaga en las últimas semanas con la huelga de Limasa, la empresa que se encarga de la limpieza y la recogida de basuras en la ciudad, y los comentarios que he escuchado y he leído sobre este tema me han hecho reflexionar muchísimo sobre nuestros derechos laborales en la actualidad.

Como ya lamenté hace unos años en otra entrada, nuestra profesión en España se rige por un penoso convenio de enseñanza no reglada que es un auténtico atentado a nuestra dignidad profesional.

Como tantos otros compañeros de profesión, desde que comencé he tragado con muchas cosas que ahora me parecen inaceptables porque también pensaba que era mejor ganar poco y hacer algo que me gusta a no ganar nada o desempeñar un trabajo que no me apasione, que al menos estaba adquiriendo experiencia y mejorando mi currículum. Pero van pasando los años y te ves eternamente pluriempleado y sin llegar nunca a un sueldo mínimo que te permita vivir dignamente, encadenando contratos temporales, sin vacaciones remuneradas, sin atisbos de ningún tipo de mejora, perdiendo poco a poco la motivación y planteándote seriamente dedicarte a otra cosa.

Así, hace tiempo que entré en una profunda crisis que me ha llevado hasta mi posición actual, la de la defensa absoluta de mi dignidad profesional. Tengo clarísimo que mi formación, mi experiencia y mi tiempo valen mucho más de lo que estipula nuestro convenio, por eso tomé la decisión de no aceptar ni un solo trabajo más donde se pague el salario mínimo por hora según convenio.
Ahora me encuentro librando una batalla personal por la mejora de mis condiciones laborales. Si, al menos, todos diéramos el paso que yo he dado, podríamos cambiar muchas cosas. Y no digamos si por una vez en la vida perdiéramos el miedo a luchar juntos por nuestros derechos y nuestra dignidad, como profesionales pero sobre todo, como personas.


photo credit | pexels

ENTRADAS RELACIONADAS:
¿Y los profesores qué?

lunes, 14 de diciembre de 2015

Yo también quiero ser profe

Como he comentado alguna vez, desde hace tres años imparto una asignatura de traducción español – italiano / italiano – español para un grupo Erasmus de la Università Ca’ Foscari de Venecia en el Centro Internacional de Español de la Universidad de Málaga (CIE UMA).

Se trata de estudiantes italianos del último curso de Traducción e Interpretación que en algo menos de un año acabarán la universidad y deberán comenzar a buscar su sitio en el cada vez más complicado mercado laboral. Algunos alumnos de la primera promoción, cuando terminaron, me contactaron pidiéndome consejos y orientaciones para dedicarse a la enseñanza. Esto me hizo darme cuenta de que, actualmente, y al igual que ocurría cuando yo estudié, los estudiantes universitarios que están a punto de acabar sus estudios se encuentran bastante perdidos ante los diferentes caminos que se abren ante ellos.

Por eso, el año pasado decidí dedicar la última clase del curso a comentar con ellos las principales opciones de las que disponen para dedicarse a la enseñanza tanto en Italia como en España o en otras partes del mundo, fundamentalmente enseñando italiano (en España o en otros países) o español (en Italia). Este año, como no podía ser de otro modo, he vuelto a optar por la misma fórmula para cerrar el curso.

En las ediciones anteriores del curso, invité a mi compañera de The Translation Factory, María Bonilla, para que complementara mi charla sobre las salidas profesiones en el mundo docente con una charla sobre las opciones laborales de las que disponen dentro del ámbito de la traducción y la interpretación. En esta ocasión ha sido otra compañera de nuestro espacio de coworking, Carmen Moya, quien ha puesto el broche de oro al curso con una charla sobre los nuevos horizontes y oportunidades en el mundo de la traducción, como la transcreación y el copywriting. Dos grandes profesionales que no dudaron ni un momento en aceptar mi invitación para compartir sus conocimientos y experiencias con los estudiantes.

Un momento de la charla de Carmen Moya

Soy consciente de que el mundo laboral es muy complejo, de que dos horas no dan para profundizar en todos sus recovecos y de que no siempre acabamos dedicándonos a lo que nos gustaría. A pesar de ello, me conformo con conseguir cada año, en esta última clase, arrojar un poco de luz a mis estudiantes que les ayude a valorar y reflexionar acerca de todas las opciones que tienen sobre la mesa, ya sea como profesores o como traductores, a través de mi experiencia como docente y la de mis compañeras como traductoras.


Dejo por aquí la presentación, que aunque está dirigida a un público muy específico y no dispone de todas las explicaciones, ampliaciones y aclaraciones que hemos comentado en clase, quizá pueda ser de utilidad para alguien más.