lunes, 26 de noviembre de 2012

Impresiones sobre las Jornadas SGEL en la Universidad de Málaga


El pasado viernes 23 de noviembre estuve en las primeras Jornadas SGEL en la sede de los cursos de español de la Universidad de Málaga.

Los asistentes pudimos participar en tres talleres bastante interesantes y muy prácticos:

Actividades cooperativas y motivadoras para el desarrollo del componente afectivo con María Ramírez Aúz (Experta en metodología del departamento de ELE de SGEL). Tomando como referencia la motivación y el refuerzo de la autoestima de los estudiantes, María nos propuso una serie de actividades y dinámicas haciendo hincapié en la dimensión afectiva como requisito indispensable para asegurar el éxito de la clase basándose en cinco componentes de la autoestima: seguridad, identidad, pertenencia, propósito y competencia. Me gustaron mucho todas las propuestas, muy sencillas de realizar y fácilmente adaptables a cualquier nivel y edad.

Una de las mesas del catering ofrecido en las Jornadas
Nos ponemos en forma en español: crear para aprender con Elvira Herrador Quero (Directora técnica y profesora de español del Colegio Sueco de Fuengirola). En este taller se destacó la importancia de crear un clima emocional en el aula que motive a los alumnos y los ayude a superar cualquier obstáculo que encuentren durante su aprendizaje. Elvira nos ofreció ejemplos de actividades creativas, así como valiosos consejos para trabajar diferentes aspectos de la lengua que nos permitan conseguir ese clima ideal.

Cómo diseñar planes de clase de ELE de una manera más a(e)fectiva con Sonia Espiñeira Caderno (Profesora de ELE de la Universidad de Vigo). Un taller donde se recuperó un elemento que suele ser muy olvidado en este tipo de encuentros pero que forma parte de nuestro trabajo diario, el plan de clase. Recordamos los pasos a seguir a la hora de elaborar un plan de clase efectivo y sin perder de vista la dimensión afectiva, analizando y reflexionando con los vídeos de una profesora que daba sus primeras clases y había elaborado sus primeros planes y finalizando con el análisis y el contraste de tres planes de clase diferentes.

Creo que todos los asistentes quedamos muy satisfechos con los talleres y con el fantástico catering que nos prepararon para comer en el patio del centro, que ninguno nos esperábamos y al que no le faltó detalle. Pero, como ya he comentado a la hora de valorar otras jornadas similares, he echado de menos la presencia virtual del encuentro. Ha tenido escasa difusión y ni rastro en Twitter, algo a simple vista secundario pero que para mí se ha convertido en un elemento imprescindible para hacer llegar el encuentro más allá de las paredes del aula donde se celebra permitiendo la participación de manera indirecta de quienes no han podido asistir.

En este enlace podéis ver más fotos de las Jornadas.


ENTRADAS RELACIONADAS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada