lunes, 14 de julio de 2014

Entrevista en #TVProfeDeELE


Hace unas semanas, Daniel Hernández y María Méndez Santos, compañeros de ProfeDeELE.es se pusieron en contacto conmigo para entrevistarme en su #TVProfeDeELE. Acepté encantado la invitación, aunque no tenía muy claro sobre qué podíamos hablar, aparte del blog.

No me considero experto en nada, solo soy un profesor normal que comparte su trabajo y sus reflexiones en este espacio. Así que después de darle algunas vueltas, les propuse hablar sobre el reciclaje profesional, ya que llevo tiempo sumergido en el mundo de la cultura emprendedora y, como cuento en la entrevista, creo que fuera del mundo de ELE hay muchas iniciativas interesantes que pueden servirnos como fuente de inspiración para innovar en nuestro sector o, simplemente, para adaptar nuestro perfil a los nuevos escenarios profesionales, así como a las demandas actuales y futuras del mercado de trabajo.

Ellos me propusieron también, si nos quedábamos cortos de tiempo, abordar un tema más peliagudo, el de la situación de precariedad en la que solemos trabajar los profesores de ELE, a raíz de la entrada «Y los profesores qué» que tanto revuelo causó cuando la publiqué. Durante toda la entrevista María y yo sufrimos muchos problemas técnicos que impidieron que pudiéramos oírnos correctamente, especialmente en esta parte. A causa de estos problemas y por la falta de tiempo no pudimos tratar en profundidad este asunto. 

Aquí tenéis el vídeo de la entrevista:



Ahora me gustaría lanzaros la pelota a vosotros, compañeros de profesión que leéis estas líneas y que posiblemente estéis de acuerdo con lo que reflejé en aquella entrada, o quizás no.

¿Qué pensáis sobre la formación que se nos pide a la hora de trabajar? ¿Tener más formación nos abre más puertas y en mejores condiciones laborales y económicas?

¿Está la figura del profesor bien valorada por las instituciones del mundo de ELE?

¿Podemos realmente hacer algo para mejorar nuestra situación?


Hace ya más de seis años que vio la luz esta carta dirigida a los Medios de Comunicación, al Instituto Cervantes y al Ministerio de Educación reclamando un convenio digno para la enseñanza de ELE. Y ahí está, olvidada.

Y yo me pregunto, si nosotros mismos no dignificamos nuestra profesión, ¿quién lo va a hacer por nosotros?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada