martes, 21 de julio de 2015

Características de un buen curso online

¿A quién no le gusta esa estimulante sensación de empezar algo nuevo? Y si además lo puedes hacer bien acompañado, ¡mejor todavía! Cuando llega el verano y este espacio cumple un nuevo año, siempre me vienen a la cabeza muchas ideas para que este proyecto siga evolucionando más allá del blog. Sobre una de esas ideas trata esta entrada.

Como muchos sabréis, formo parte de la familia de TheTranslation Factory, un espacio de coworking situado en el centro de Málaga, desde que abrió sus puertas hace ya más de dos años. Un espacio gestionado por Lola Gamboa con el equipo de EducaciónDigital, con quienes colaboro en la organización del Encuentro deTraductores e Intérpretes de Málaga (ETIM) desde su segunda edición.

En The Translation Factory surgen todo tipo de colaboraciones entre coworkers y allí se gestó la idea de crear unos cursos en línea de preparación al Diploma de Español Lengua Extranjera (DELE) con la Cámara de Comercio de Málaga a través de Educación Digital.

Conocí Educación Digital como alumno de un curso presencial y, más tarde, de un curso online sobre recursos digitales para profesores. Precisamente este blog nació como una de las tareas de ese curso y en él aprendí que se puede hacer formación online de calidad, algo que desgraciadamente no me suelo encontrar en todos los cursos en línea en los que participo.



Todo lo que aprendí entonces está reflejado en los cursos de preparación al DELE que hemos organizado y que para mí son elementos claves para que un curso online funcione y no se convierta en una pesadilla para los estudiantes:

  • Número de alumnos: Yo no sé a vosotros pero a mí los MOOC y los cursos donde es imposible saber cuántos alumnos están participando me desesperan. Entrar al curso y ver infinidad de mensajes nuevos me produce una sensación de agobio que se acaba traduciendo en el abandono del curso. Y si esto me pasa a mí, supongo que habrá mucha más gente que se sienta igual. Está genial que entre todos los participantes en un curso online podamos intercambiar ideas, conocimientos, experiencias… pero en mi opinión, se puede hacer de un modo más efectivo con un número reducido y limitado de estudiantes. La empresa gana menos dinero, pero los estudiantes ganan en calidad que es lo verdaderamente importante. Además, el profesor puede gestionar mucho mejor el curso y crear más fácilmente un clima similar al de las clases presenciales.

  • Interacción entre los estudiantes: Esto ya lo vemos en cualquier curso online a través de los foros, pero creo que no es suficiente. Es como si en un curso presencial los estudiantes se limitaran a expresar una opinión sobre un tema, quizá rebatir a algún compañero, y nosotros a guiar ese debate. Pero no hay colaboración real, no están trabajando juntos, la mayoría de las veces el debate se limita a hacer un popurrí de las intervenciones anteriores. Sé que es más difícil conseguir que los estudiantes trabajen juntos en un curso online, pero existen herramientas que ayudan a conseguirlo: wikis, documentos colaborativos en la nube, videollamadas grupales

  • Carga de trabajo: Me da la sensación de que la gente espera menos dedicación de un curso online que de un curso presencial y cuando la carga de trabajo es abundante corremos el riesgo de una desbandada, la misma que podría producirse en el caso contrario, pues tan contraproducente es dar demasiado trabajo como dar muy poco. Encontrar el equilibrio perfecto es más difícil en un curso online, ya que cada estudiante trabaja a su ritmo y en una clase presencial el tiempo es mucho más gestionable. Igual de importante en este caso es la distribución entre el trabajo que realizan de forma individual y el que hacen en grupo, que siempre implicará mucho más tiempo, y la carga de trabajo teórico y trabajo práctico. Aquí entra en juego una buena planificación a la hora de diseñar el curso.

  • Conocer a los estudiantes: ¿Hay algo menos motivador para un estudiante que sentirse un número? Porque así es como me he sentido yo en muchos cursos online donde los profesores apenas hacían acto de presencia, solo se dirigían a nosotros con mensajes colectivos o te corregían las tareas con un mensaje que a claras luces se trataba del mismo para todos los estudiantes. Este punto está muy relacionado con el tema del número de estudiantes porque, como es lógico, cuanto más alumnos haya en un curso online más difícil es darles un trato personalizado y responder adecuadamente a sus necesidades.

  • Contenidos: Seguro que muchos recordáis aquellos cursos online, vigentes hasta hace poco, que se basaban en una serie de documentos en PDF para descargar, leer y responder a unas preguntas. Desde luego, flaco favor hacen ese tipo de cursos a la formación online. Afortunadamente, esto ya está cambiando y los contenidos de los cursos online han mejorado muchísimo en cuanto a calidad, adecuación a los estudiantes e integración con la plataforma en la que se imparten. Asimismo, es muy importante también presentar variedad en los contenidos y que el curso no se convierta en algo previsible y repetitivo. Factores que sin duda influyen también en la motivación de los estudiantes.


Estas son solo cinco de las características que considero imprescindibles en un buen curso online; características que desde el primer momento en que empecé a crear los cursos en línea de preparación al DELE con la Cámara de Comercio de Málaga tuve muy presentes. Pero hay más, como por ejemplo el uso de las redes sociales o la adaptación de los contenidos a diferentes dispositivos de acceso al curso (ordenador, móvil, tableta).

En septiembre comenzamos con la primera edición de estos cursos, para los niveles B1 y B2, pero esperamos incluir más niveles próximamente y contribuir así a ofrecer una buena alternativa de formación en línea para todos aquellos estudiantes que quieran optar por esta modalidad para prepararse al examen DELE.

Podéis consultar información más detallada acerca de estos cursos en la sección de formación para estudiantes de la web. Asimismo, os invito a leer Las claves de los cursos online de preparación al DELE que publiqué en el blog de Educación Digital.


Y para vosotros, ¿cómo debe ser un buen curso de formación en línea?




ENTRADAS RELACIONADAS:
Cursos online de preparación al DELE B1 / B2
Preparación a los exámenes DELE
Las claves de los cursos online de preparación al DELE

16 comentarios:

  1. Ricardo, me han encantado tus cinco claves; no podría estar más de acuerdo contigo. Me he sentido totalmente identificada con lo de la necesidad de no sentirse un número, y con la sensación de agobio ante un número de alumnos demasiado elevado: siempre he pensado que no es útil ni para los estudiantes ni para el profesor.

    Enhorabuena por la entrada y, sobre todo, por esta nueva iniciativa que has puesto en marcha y que espero que te dé muchos frutos (¡seguro que sí!). Tus alumnos son muy afortunados de tener un profesor como tú :-).

    Yo, por mi parte, te dejo el enlace a un esquema que hice hace un par de años como alumna de un curso en línea sobre cómo era para mí un curso en línea ideal: http://bit.ly/1l6blrq.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alicia por tu comentario, tus ánimos y tu entusiasmo :)

      Me encanta tu esquema sobre el curso en línea ideal, está muy completo y mencionas puntos muy importantes que no he valorado en esta entrada y que, sin lugar a dudas, no se pueden pasar por alto en un curso de este tipo. ¡Gracias por la aportación!

      Un abrazo,

      Eliminar
  2. Leyendo esta interesante entrada, Ricardo, he recordado una experiencia mía en virtualización de cursos, que resumí y presenté en en un congreso en 2007 (¡madre mía, cómo pasa el tiempo!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir esa experiencia Iñaki, me ha encantado leerla. A mí me ocurre algo parecido con este curso, pues formo parte de todo el proceso, por lo que me agrada leer que he llegado a conclusiones similares incluso antes de impartir el curso.

      Pero hay una cosa que me preocupa. Ha pasado casi una década desde tu experiencia en virtualización de cursos, en la que ya planteabas cuestiones como las que yo señalo en esta entrada y que en muchos casos siguen sin resolverse. Yo creo que a estas alturas y con el recorrido que llevamos en formación online (con más o menos suerte) esta entrada debería resultar obvia o incluso innecesaria y, sin embargo, parece que no siempre es así. Espero que esto realmente cambie algún día y, como señalo en el post, ya se va viendo una mejoría en muchos aspectos.

      Eliminar
  3. Hola Ricardo, muy buen post. Yo, en mi experiencia como alumna en varios cursos online asincrónicos, destacaría el segundo punto que comentas. Siento que algunos profesores que he tenido, no han sabido utilizar las herramientas que tenían a su disposición (que son muchas) para incentivar una interacción más activa por parte de los alumnos. No basta con que haya participación sin más, debería estimularse una mayor interacción en este tipo de cursos. Lo que pasa es que los propios alumnos a veces tienen la percepción errónea de que con dejar su opinión en uno de los foros de vez en cuando es suficiente. De que al ser un curso online no necesitan implicarse demasiado. Lo que va en relación con lo que comentas sobre sus expectativas sobre la carga de trabajo.

    Por cierto, acabo de visitar la web de "Educación Digital" y me ha encantado. ¡Qué proyecto más bonito tenéis montado! Se nota que tiene rodaje de años.

    Un saludo y gracias por el blog. Te seguiré seguro ;)

    Itziar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Itziar. Me alegro de que te haya gustado la entrada y creo que destacas un punto muy importante sobre la motivación de los estudiantes y cómo afrontan un curso online.

      Muchas veces los tutores de un curso se centran demasiado en los contenidos, que por supuesto son importantes, y al final el curso les falla por su propia actitud de cara a la tutorízación de estudiantes a los que en la mayoría de los casos una plataforma de formación online les resulta un medio inhóspito. Por eso insisto en que crear un buen ambiente de grupo y trabajar juntos es importantísimo para que el curso online funcione, porque en el fondo esperamos sentir algo lo más parecido posible a un curso presencial y, aunque es difícil conseguirlo, no es imposible.

      Gracias también por tus palabras hacia "Educación Digital". Es un proyecto en el que colaboro desde hace ya unos años con diferentes iniciativas y donde me siento muy a gusto, así que es un placer embarcarme en proyectos como el de este curso con ellas :)

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Ante todo hay que tener en mente que las facilidades sean las optimas para así poder elegirlo aunque también ayuda el precio ya que no estamos en una época de vacas gordas, muy completo el artículo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Sí, efectivamente esos factores influyen a la hora de que un posible estudiante se decida a realizar un curso y no otro. Al fin y al cabo muchos de los factores que comento en esta entrada no se aprecian desde fuera, solo los ven quienes finalmente han realizado el curso. Un saludo.

      Eliminar
  5. Ando algo confuso para encontrar un buen curso online la verdad ya que hay tanta oferta que no se por donde salir, sería algo relacionado con administración pero me falta la especialización...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Jaime. La verdad es que tienes razón en cuanto a la oferta (en determinados sectores), eso dificulta la elección. Me encantaría ayudarte pero mi ámbito no es la administración así que no tengo mucha idea de los cursos que existen. ¡Mucha suerte!

      Eliminar
  6. Ante todo hay que buscar alguno que se adapte a nuestros gustos, no porque tenga buenas salidas debemos hacerlo ya que vamos a estar mucho tiempo trabajando como para hacerlo en algo que no nos causa pasión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu mensaje. Es verdad que a veces ocurre como con los másteres y otro tipo de formación especializada y mientras lo hacemos o cuando acabamos nos damos cuenta de que no es lo que queríamos o esperábamos o que no nos va a ser de mucha utilidad. Evidentemente la motivación es un factor a tener en cuenta, aunque también es innegable que a veces, según el trabajo que desempeñas, tienes que formarte en ciertas cosas que no te gustan tanto y si encima el curso no está muy bien planteado, pues peor todavía...

      Eliminar
  7. Las TICs nos pueden ayudar inclusive a prepararnos ya que es una opción más y así lograr ser más competitivos. Vi este curso que utiliza la Metodología de Aprendizaje Interactivo (MAI) para facilitar la comprensión y retención de los alumnos. Además es muy interactivo en línea ya que presenta el contenido a través de lecciones animadas y lo refuerza por medio de sus trivias. Tiene planes que ofrecen tutorías 1 a 1 con el objetivo de apoyar a los estudiantes en los temas más difíciles. En los cursos de preparación para exámenes, ofrece exámenes de simulación que permiten al estudiante medir su desempeño las veces que sea necesario antes de presentar formalmente su examen.

    Además el contenido ha sido revisado por un grupo de asesores reconocidos en el mundo académico.

    ResponderEliminar
  8. Hola Ricardo, completamente de acuerdo, me parece fundamental que el número de participantes sea reducido. Para mí es muy importante lo de las videoconferencias, o sea, que nos podamos ver las caras profesores y alumnos y conversar hace que el curso sea muchísimo más efectivo y memorable. En la enseñanza de idiomas esto es imprescindible, porque sin práctica oral, ¿cómo vas a aprender un idioma? Te felicito por tu trabajo y adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beatriz:
      Muchísimas gracias por tu comentario y tus ánimos :)
      Sí, comparto lo que dices. Estudiar online ya es bastante frío, si encima lo hacemos de forma masiva, impersonal y sin contacto directo con los estudiantes, puede resultar muy frustrante. Y lo digo por experiencia porque me he sentido así como alumno, por eso en el artículo hago hincapié en que en mis cursos online intento no caer en todo lo que no me ha funcionado como estudiante.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. He disfrutado mucho con tus post y completamente te doy la razón, hoy en día es la mejor forma de dar un curso sin tener que movernos demasiado, gracias!

    ResponderEliminar